Nuestra integridad profesional

Lucha contra el soborno y la corrupción

No toleramos el soborno ni la corrupción en ninguna de sus formas.

¿Qué implica esto para JTI?

Tenemos el compromiso de actuar con integridad en todas nuestras operaciones comerciales, y adoptamos un enfoque de tolerancia cero hacia el soborno y la corrupción en todos los países en los que operamos.

El soborno supone dar o recibir algo de valor (normalmente, dinero) a cambio de una ventaja comercial. Se entiende por corrupción el abuso de poder para obtener una ganancia personal.

Los pagos irregulares son un tipo de soborno que suele consistir en realizar pequeños pagos u obsequios a funcionarios públicos a cambio de que cumplan o agilicen un servicio que habitualmente prestan.

El incumplimiento de las leyes de prevención del soborno y la corrupción puede dar lugar a actuaciones y cargos penales, así como a posibles sanciones para JTI y los empleados involucrados.

¿Qué implica esto para mí como empleado/a?

JTI no toma parte en ningún tipo de soborno o corrupción. En particular, si se me ofrece o solicita un soborno o pago irregular, debo negarme y comunicarlo de inmediato a mi Legal Counsel local o regional o a un miembro del equipo de Compliance.

Así mismo, soy consciente de los posibles riesgos de soborno relacionados con los obsequios, invitaciones, atenciones, donaciones a organismos públicos, donativos benéficos y actividades de patrocinio.

¿Qué implica esto para nuestros socios comerciales?

Esperamos de todos nuestros socios comerciales, incluidos aquellos designados para actuar en nuestro nombre, que respeten plenamente nuestra política de tolerancia cero hacia el soborno y la corrupción, como condición para el desarrollo de actividades con JTI.

JTI podrá poner fin a su relación con cualquier socio comercial que se determine que ha estado implicado en cualquier acto de corrupción o soborno.

Nuestros valores en práctica

“He recibido varias llamadas y mensajes de correo de un comercial de un nuevo proveedor con el que nos habíamos planteado empezar a trabajar. Le he dicho que sus productos no cumplen nuestras especificaciones. Me ha vuelto a llamar 'dejando caer' que estaría dispuesto a pagarme una comisión personal del 5% adicional si acepto su oferta. Le he indicado que este tipo de prácticas son contrarias a nuestros valores y a nuestro Código de Conducta, y le he pedido que no vuelva a llamar a JTI. Lo he comunicado de inmediato a mi manager.”

Un empleado de PPO

Saber más